La estampación es un proceso en el cual se somete un metal a una carga de compresión entre dos moldes. Estos moldes suelen ser matrices de acero y la maquinaria utilizada para ejercer la presión suelen ser prensas o martinetes.

Existen dos tipos de estampaciones metálicas, en caliente y en frío. La estampación en caliente se realiza con el material a mayor temperatura que aquella de recristalización. De esta manera obtenemos una pieza más rugosa y más deformable. La estampación en frío se realiza con el material a baja temperatura, generando así la cualidad de la materia que permite su deformación. Se suele aplicar con chapas o láminas.

En Tadema realizamos estos procesos consiguiendo óptimos resultados.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted